La idea más extendida entre empresarios y no empresarios es que invertir en publicidad en tiempos de crisis no es una buena idea. Sin embargo, diversos estudios, incluso anteriores a la pandemia, indican que esto no es del todo cierto.

En concreto, el instituto de marketing Ehrenberg-Bass advierte que eliminar la inversión en publicidad durante un año o más, puede repercutir en una caída de las ventas de hasta el 25 %. Algo que una empresa en crisis no puede permitirse. La clave es encontrar la manera de implementar una estrategia publicitaria que optimice el retorno de la inversión. Sobre todo, en tiempos de crisis, cuando las ventas son incluso más importantes.